CCOO participa del boicot de los sindicatos europeos a la Conferencia Regional de la OIT en Estambul

    Ante la convocatoria de la Décima Reunión Regional Europea de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), cuya celebración está prevista para los días 2 a 5 de octubre en Estambul, los Comités Ejecutivos de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y del Consejo Regional Paneuropeo (CRPE) – regional europea de la CSI -, aprobaron, en sus respectivas reuniones, solicitar al Consejo de Administración de la OIT el aplazamiento del encuentro. Ambos órganos decidieron igualmente que, de mantenerse la reunión, los sindicatos europeos no participarían.

    11/07/2017.
    CCOO se solidariza con los sindicatos turcos KESK y DISK

    CCOO se solidariza con los sindicatos turcos KESK y DISK

    La situación de vulneración de los Derechos Humanos, como el derecho a la libertad de opinión o de expresión o el derecho de afiliación, que se viene produciendo en Turquía desde hace tiempo, se ha agudizado gravemente tras el fallido y controvertido golpe de estado que tuvo lugar va a hacer ahora un año.

    Las purgas que se están llevando a cabo en el país por el gobierno del Presidente Erdogan han provocado el despido de miles de trabajadores y trabajadoras, mayoritariamente de la función pública, de ellos, gran parte son profesionales de la enseñanza de todos los niveles, incluidos rectores de universidad.

    Según cifras que manejan los organismos internacionales, entre militares, policías, profesores, médicos y jueces, más de 125.000 trabajadores y trabajadoras de la función pública habrían sido despedidos. A estos funcionarios y funcionarias, despedidos de manera arbitraria, no sólo se les deja sin un puesto de trabajo, también se les priva de cualquier prestación social, incluido el acceso a la pensión por jubilación, y se les retira el pasaporte, lo que les impide buscar trabajo en cualquier otro país. En definitiva, se les condena al más puro ostracismo, económico, social y político.

    Además de los despidos masivos, cientos de ciudadanos y ciudadanas, muchos de ellos sindicalistas, son arrestados y encarcelados tras procesos judiciales carentes de las mínimas garantías propias de un Estado de Derecho. En la mayoría de los casos, se les acusa de mantener vínculos con el terrorismo.

    Las denuncias ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por la vulneración de derechos en Turquía, se han disparado. Sin embargo, las instituciones europeas siguen mirando para otro lado. El vergonzoso Acuerdo UE-Turquía, representa, en sí mismo, una vulneración del Derecho Internacional y de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

    Desde CCOO exigimos la denuncia del Acuerdo UE-Turquía y la suspensión de las negociaciones para la adhesión de Turquía en la Unión Europea en tanto no se garantice el respeto a los Derechos Humanos y se recuperen las condiciones coherentes con un Estado de Derecho.

    Las disposiciones previstas en el Decreto de estado de emergencia proclamado tras el intento de golpe de Estado de julio de 2016, inicialmente por un periodo de tres meses pero que aún hoy sigue en vigor, junto con las disposiciones contenidas en una ley de estado de emergencia anterior (1983), contravienen la legislación internacional en materia de derechos de los trabajadores ante los despidos (Convenio 158 de la OIT; artículos 6, 7 y 13 del Convenio Europeo de Derechos Humanos; y artículos 1.2 y 24 de la Carta Social Europea –todos ellos ratificados por Turquía-).

    Por todo lo expuesto, desde CCOO hemos mantenido una posición clara de rechazo a la celebración de la Décima Reunión Regional de la OIT en Estambul, compartiendo así, la posición de la inmensa mayoría de sindicatos europeos. En ese sentido, nos hemos dirigido al gobierno de España para informar de nuestra decisión e instarles, al mismo tiempo, a que, en coherencia con el país democrático que somos, no participen en un encuentro que contribuirían a dar un carácter de normalidad a lo que está sucediendo en Turquía.

    Desde CCOO consideramos que nuestra decisión implica, además, un acto de solidaridad con los sindicatos turcos que más directamente están sufriendo la represión, KESK y DISK.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.