EnClave de Economía nº 4 analiza los PGE de 2017

    El Gabinete Económico confederal de CCOO acaba de publicar el número 4 de EnClave de Economía. El estudio, con el título “Situación económica de España y PGE-2017”, analiza en profundidad los Presupuestos Generales del Estado de este año, y llega a la conclusión de que estos no son los que necesitan la economía y que su prioridad no es luchar contra el paro. Lo que plantea el Gobierno con los PGE es “una economía de vía crucis, pues retrasa la solución del desempleo de muchas personas, aumentando su sufrimiento de manera innecesaria, y cuando lo resuelve lo hace en muchos casos con empleo precario y salarios que no sacan de la pobreza, ni permiten una vida independiente”, destaca el estudio publicado.

    17/07/2017.
    Portada

    Portada

    El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE–2017) no es lo que necesita la economía española para combatir la profunda crisis de empleo en la que se encuentra inmersa. Su prioridad no es luchar contra el paro maximizando la creación de empleo estable mediante la participación justa de los salarios en el crecimiento y el fomento de una economía más productiva e inclusiva; por el contrario, se apuesta por un Estado cada vez más pequeño, a pesar de que la Administración Pública española ya es pequeña cuando se compara con la de Europa. Tiene un peso sobre el PIB (43,8%) 4,7 puntos por debajo del de la Eurozona.

    El Gobierno plantea las cuentas públicas como si de un presupuesto familiar se tratase, renunciando a su capacidad para impulsar la actividad económica. Sus objetivos son rebajar el déficit presupuestario recortando el peso de la iniciativa pública, y crecer sin saldos exteriores negativos, lo que conduce a un escenario de crecimiento débil y de rebaja lenta del paro. Y, en efecto así es, el empleo está aumentando menos que en otras salidas de crisis y se desacelerará este año, según la previsiones del propio Gobierno, sin que los presupuestos tengan la intención de evitarlo. Esta es una política económica de vía crucis pues retrasa la solución del desempleo de muchas personas, aumentando su sufrimiento de manera innecesaria, y cuando lo resuelve lo hace en introducción muchos casos con empleo precario y salarios que no sacan de la pobreza, ni permiten llevar una vida independiente.

    En lugar de rebajar el déficit público impulsando el crecimiento, los presupuestos proponen congelar el gasto público y mejorar los ingresos gracias al incremento de la inflación, pero sin compensar de sus efectos negativos a los colectivos más vulnerables (pensionistas, parados, personas dependientes y estudiantes) y a los empleados públicos, que verán como las transferencias sociales y salarios que reciben de los presupuestos pierden poder de compra en 2017. En la práctica, esta manera de cuadrar las cuentas públicas supone una subida encubierta de impuestos, que es doblemente regresiva, pues la pagan personas en mala situación y con un esfuerzo mayor según baja su nivel de renta.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.