CCOO y UGT reclaman a la patronal de la seguridad privada negociar una salida pactada para mejorar las condiciones laborales del sector

    Las federaciones de CCOO de Construcción y Servicios y FeSMC-UGT han acordado dirigirse a las patronales que forman parte de la mesa negociadora del Convenio Sectorial de la seguridad privada, para reunirse de forma inmediata y negociar las mejoras colectivas necesarias, así como regular las condiciones específicas para los centros de trabajo de especial sensibilidad.

    31/08/2017.

    Asimismo, reiteran la necesidad de que el Gobierno convoque cuanto antes la Mesa Sectorial propuesta, para analizar y poner solución a la situación que viven los vigilantes de seguridad, mejorando sus condiciones laborales en el conjunto del Estado, garantizando contrataciones públicas acordes a la especificidad del sector.

    CCOO y UGT han advertido de la necesidad de dar una solución global e inmediata a la situación de deterioro que vive el conjunto del sector de la seguridad privada, no solo en las grandes infraestructuras, sino igualmente en el resto de los centros de trabajo del país, donde los bajos salarios, las horas extras no remuneradas, la duplicidad de tareas, la mala planificación del trabajo y el progresivo empeoramiento de las condiciones laborales con cada cambio de empresa adjudicataria del servicio, son reglas generalizadas a todo el sector.

    Por ello, consideran imprescindible que la patronales sectoriales APROSER, FES y UAS, que reúnen a las empresas más importantes, den un paso al frente en la defensa del sector y se sienten a negociar en serio una salida pactada que permita poner soluciones a los problemas que hoy en día viven los vigilantes de seguridad.

    De igual forma, convocan a las patronales a exigir al Gobierno la apertura de la mesa sectorial que permita un análisis global de la situación del sector y que, entre otras cosas, ponga fin a las diferencias existentes en las condiciones laborales en los centros de trabajo pertenecientes a las Administraciones Públicas.

    Para ello, CCOO y UGT consideran que es imprescindible que el Gobierno realice una correcta aplicación de Directiva Europea de Contratación Pública, la cual se ha traspuesto con más de una año de retraso, a través de la Ley de Contratación Pública e inicie el diálogo con las organizaciones sindicales para la elaboración de su Reglamento, que dé garantías de servicio de calidad, donde los requisitos técnicos ganen peso respecto al factor precio y el respeto a las obligaciones salariales de los convenios colectivos o de seguridad social por parte de las empresas venga recogido en los propios pliegos de licitación, elemento imprescidible para sacar al sector de la espiral de deterioro progresivo en la que está inmersa.

    Igualmente, que sea aprobado el Reglamento de desarrollo de la Ley de Seguridad Privada, recogiendo las aportaciones efectuadas desde CCOO y UGT, y que dicho Reglamento, como complemento eficaz de la Ley, evite las ambigüedades normativas que únicamente fomentan el intrusismo, la competencia desleal y el deterioro de una actividad tan importante en estos momentos para el conjunto de la ciudadanía como es la seguridad privada complementaria de la seguridad pública.

    Asimismo, advierten tanto al Gobierno como a la patronales sectoriales que de no ver que existe una voluntad real para consensuar el futuro del sector, con mejoras palpables y generalizadas para todos los trabajadores y trabajadoras, iniciarán a partir de septiembre de forma conjunta y creciente movilizaciones en todos los centros de trabajo donde haya presencia de vigilantes de seguridad privada para que sean atendidas sus reclamaciones.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.