CCOO lamenta la escasa atención del Gobierno a las políticas económicas y sociales

    28/12/2017.
    Gaceta Sindical

    Gaceta Sindical

    El año 2017 llega a su fin. CCOO cree que a la hora de hacer balance, es obligado advertir del perfil bajo, en algunos casos ausente, que han tenido las políticas económicas y sociales en la acción de Gobierno a lo largo de 2017. “Las tensiones políticas entre la Generalitat y el Estado no pueden ni deben servir de excusa para explicar la escasa o nula atención del Gobierno a las políticas de empleo o negociación colectiva, el futuro del sistema público de pensiones, la fiscalidad o la renta mínima, y una más contundente y decidida política de Estado contra las violencias machistas”, ha manifestado el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

    Salarios, AENC

    En su balance, la dirección confederal de CCOO no olvida la demandada política de recuperación de los salarios, frustrada por la cicatería de las organizaciones empresariales, singularmente de la CEOE, que optaron por una estrategia de cortos vuelos, aumentando el excedente empresarial, y negando el incremento de los salarios para consolidar el consumo interno y la salud de la economía española. CCOO espera que en el proceso de diálogo social para renovar el AENC, CEOE y CEPYME sean capaces, entre otras materias, de entender la necesidad de salarios dignos y justos. De lo contrario los sindicatos organizarán intensas movilización en los distintos sectores de la producción y los servicios.

    Importante subida del SMI

    Tras el proceso de fuerte devaluación salarial vivido en nuestro país entre 2008 y 2015, CCOO quiere subrayar la importancia, tanto cuantitativa como cualitativamente, del reciente acuerdo para la subida del SMI en los tres próximos años, que fija un aumento del 4% para 2018 (735,9 euros mensuales en 14 pagas) y marca el objetivo de llegar progresivamente a los 850 euros/mes en el 2020 en 14 pagas (o lo que es lo mismo 990 euros en 12 pagas) acercándolo al 60% del salario medio que recomienda la Carta Social Europea.

    La subida salarial acordada del 20% en dos años acabará con la anomalía histórica que mantiene España respecto a otros países de la Unión Europea con SMI.

    Un necesario y potente acuerdo, fruto del diálogo social entre sindicatos, empresarios y Gobierno que permite recuperar el poder adquisitivo de los salarios más bajos y marca el camino a seguir en la negociación de los convenios y del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva. El objetivo es lograr aumentos salariales relevantes y otras mejoras para las trabajadoras y trabajadores

    En este sentido, CCOO recuerda que el AENC ha de servir, además, para empezar a sentar las bases de un nuevo patrón de crecimiento, impulsando la creación de empleo de mayor calidad, que trascienda al empleo estacional y precario creado en sectores con irregular productividad y bajo valor añadido. La recuperación económica debe ser un acicate para avanzar en dirección contraria a la de los años de la crisis, y crear empleo estable, con derechos y valor añadido y un nuevo modelo productivo que frene la creciente desigualdad en nuestro país.

    Empleo, contratación, precariedad

    CCOO cree que en un año en el que se ha consolidado la recuperación de la macroeconomía y de los beneficios empresariales, resulta injustificable que las trabajadoras y trabajadores no puedan decir lo mismo en materia de contratación, empleo y salarios, tanto en el sector privado como en las Administraciones y sector público.

    El Gobierno presume de crear empleo, pero la fuerte precarización del mismo y su limitada remuneración y cotización no ayudan a mejorar, como se merecen, las economías familiares, ni a sanear las cuentas de la Seguridad Social. “Seguimos instalados en un modelo productivo que nos aleja de los países avanzados de la Unión Europea por su mezquina resistencia a impulsar la inversión en industrias y empleos de mayor valor añadido”, recuerda Unai Sordo.

    Sistema público de pensiones

    Asimismo, CCOO considera especialmente relevante la inactividad del Gobierno y del propio Parlamento en la negociación sobre el futuro del sistema público de pensiones.

    El año 2017 se nos ha ido sin que la Comisión del Pacto de Toledo, haya avanzado un milímetro en el diagnóstico, análisis y evaluación de las pensiones públicas. Tampoco la actitud del Ejecutivo en el diálogo social sobre las pensiones ha estado a la altura de las circunstancias.

    “No nos cansaremos de exigir a todas las fuerzas políticas y en primer lugar al Gobierno, responsabilidad y sentido de Estado en un tema de enorme trascendencia”.

    Renta Mínima Garantizada

    El año 2017 debería haber sido el año de la puesta en marcha de la Renta Mínima. Más de 700 mil firmas recogidas en apoyo a la ILP promovida por CCOO y UGT y una proposición de ley aprobada por la mayoría parlamentaria tendrían que haber sido suficientes. Sin embargo, el Gobierno, apoyado en torpes argumentos presupuestarios, lo ha impedido.

    CCOO mantendrá su presión y exigencia para la aprobación de una Renta Mínima porque resulta injustificable que centenares de miles de familias no dispongan de ningún ingreso y vivan en el umbral de la pobreza, justo cuando el Ejecutivo presume de la buena salud de la economía española.

    NO a la violencia contra las mujeres

    Este país tiene una lacra que resulta intolerable. No puede ser que en una sociedad abierta y democrática la violencia machista siegue la vida de decenas de mujeres cada año. En 2017 van ya 47 mujeres asesinadas, según datos oficiales.

    CCOO cree que todo tiene un límite. Los poderes públicos y las fuerzas políticas deben dejarse de excusas y matices y actuar, con la directa colaboración de las organizaciones de mujeres, los sindicatos y el movimiento feminista, para que la lucha contra la desigualdad social y laboral, el maltrato y la violencia que sufren las mujeres se articule mediante una política de Estado, con medidas y recursos adecuados. Así no se puede seguir.

    Situación en Catalunya

    La dirección confederal de CCOO quiere acabar este pequeño resumen de 2017 con una referencia a la situación en Catalunya.

    A lo largo del año hemos asistido a una escalada de tensión política sin precedentes. El resultado de las elecciones autonómicas del pasado 21 de diciembre debe dar paso a una nueva fase política.

    Una vez confirmado el agotamiento de la vía unilateral ha de abrirse un tiempo de negociación y diálogo político, que necesariamente restablezca un clima de mayor normalidad y confianza de la sociedad para enfrentar los retos económicos y sociales que tiene Catalunya.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.