CCOO denuncia que más de 1500 falsos autónomos operan con las grandes industrias cárnicas gallegas a través de Servicarne

    El Sindicato Nacional de CCOO de Galicia denuncia que más de 1500 falsos autónomos operan con las grandes industrias cárnicas gallegas a través de Servicarne, que a su vez es una falsa cooperativa. Portavoces del sindicato explicaron esta mañana en rueda de prensa las actuaciones llevadas a cabo contra esta empresa, que recibe encargos de importantes mataderos en tres provincias gallegas. Según los datos del sindicato, el grueso del fraude estaría en la provincia de Ourense, con casi la mitad de los casos, situándose a continuación Lugo y Pontevedra.

    21/03/2018.
    CCOO de Galicia denuncia que más de 1500 falsos autónomos operan con las grandes industrias cárnicas gallegas a través de Servicarne

    CCOO de Galicia denuncia que más de 1500 falsos autónomos operan con las grandes industrias cárnicas gallegas a través de Servicarne

    Actualmente, la Inspección de Trabajo, a instancias de CCOO, está ultimando actuaciones contra Servicarne en dos líneas: primera, determinar que es una falsa cooperativa; segunda, constatar que hay una relación laboral entre las personas socias de la cooperativa y la empresa cárnica —serían falsos autónomos, por lo tanto.

    La denuncia de CCOO contra Servicarne forma parte de una campaña de ámbito estatal que el sindicato inició el pasado mes de diciembre contra diferentes cooperativas de trabajo autónomo que Comisiones Obreras considera que cometen fraude —serían falsos autónomos— y competencia desleal, especialmente en el sector cárnico.

    En la comparecencia ante los medios de comunicación tomaron la palabra Ramón Sarmiento, secretario general de CCOO de Galicia, Víctor Ledo, secretario general de CCOO-Industria de Galicia, Lola Santillana, secretaria confederal de Empleo de CCOO y Vicente Canet, responsable estatal de CCOO en el sector Agroalimentario.

    Presencia en tres provincias gallegas

    Actualmente, Servicarne trabaja para nueve empresas, centros de producción o procesamiento cárnico de Galicia, con presencia en tres de las cuatro provincias gallegas. En Lugo capital opera con Suavi, Novafrigsa, Frigolouro y Sada P. A. Castilla-Galicia. En Ourense presta servicios a Coren y la cooperativa Unimiño. Por último, en la provincia de Pontevedra trabaja con Cogal y nuevamente Frigolouro.

    Según datos del sindicato, unos 800 falsos autónomos de Servicarne trabajan con las cooperativas de Coren. En Lugo, unas 200 personas están subcontratadas por Novafrigsa y un centenar por el grupo Sada. En la provincia de Pontevedra destaca el caso de Frigolouro que, como ya se indicó, cuenta con unos 260 falsos autónomos. Estas grandes empresas concentran casi el 90 % de los 1500 casos denunciados por CCOO.

    Galicia, puntera en el fraude laboral

    El secretario general de CCOO comenzó destacando el peso de la industria cárnica en Galicia, pues representa sobre el 5 % del PIB y a su alrededor se formó «buena parte» de la reputación que posee la marca «Galicia Calidade». Sin embargo, Sarmiento reprochó que, aun hoy, parte de la clase empresarial «crea tener derecho de explotación sobre la clase trabajadora gallega» e instó a que la «calidad» no solo se refiera a los productos, sino también a las condiciones laborales.

    Según el dirigente sindical, «cuando hablamos de fraude en la contratación, somos una comunidad puntera». Los datos que maneja el sindicato indican que la presencia de falsos autónomos es de un 10 % en el promedio estatal, cifra que se multiplica por cuatro en Galicia. «Destacamos por la precariedad y por la temporalidad», lamentó. Por esta razón, Sarmiento instó a las «empresas que son bandera» en el sector a que tomen las medidas idóneas para «desterrar» del mercado de trabajo esta figura fraudulenta.

    Por su parte, la secretaria confederal de Empleo de CCOO comenzó la intervención recordando que «no salimos de la crisis», pues aún hay un 34 % de contratos a jornada parcial y un 92 % de temporalidad. Así mismo, aumentan las figuras fraudulentas como los falsos autónomos y falsas cooperativas.

    Tras recordar que el 4 % del sector cárnico español está en Galicia, Lola Santillana instó al Gobierno estatal a implicarse en la búsqueda de soluciones. En este sentido, informó de que mañana mismo tendrá lugar en Madrid una reunión con el secretario de Estado de Empleo para garantizar el empleo en Servicarne.

    Para la sindicalista, la situación es «muy grave», ya que en muchas empresas el 90 % de la plantilla está formado por personas en régimen de autoempleo, esto es, falsos autónomos. «Son trabajadoras y trabajadores totalmente desprotegidos», enfatizó. En esta batalla, CCOO irá «de la mano de los cooperativistas». De hecho, ya firmó un convenio de colaboración con una asociación de trabajo cooperativo para, conjuntamente, luchar contra el fraude.

    El secretario general de CCOO-Industria de Galicia destacó ese trabajo en común del sindicato con las verdaderas cooperativas y los cooperativistas. «No vamos contra ellos, sino con ellos. En defensa de sus derechos y del resto del sector». En este línea, recordó que Comisiones está manteniendo asambleas en que los falsos autónomos participan, e incluso algunos «tuvieron la valentía» de denunciar judicialmente su situación.

    En opinión de Víctor Ledo, «hacen falta soluciones» a este problema. Según los datos de que dispone el sindicato, de los más de 4000 puestos de trabajo que el sector cárnico genera en Galicia, 1500 están ocupados por falsos autónomos que operan a través de Servicarne. Representan más de la cuarta parte, cuando en el resto del Estado, de promedio, no superan el 10 %.

    Ledo denunció que en los últimos años se está produciendo en el sector cárnico gallego el relevo de personas con contratos indefinidos por otras subcontratadas mediante estas figuras fraudulentas. Además, trabajadoras y trabajadores con puestos estables «se ven relegadas a ocupaciones secundarias que podrían ser fácilmente amortizables». Puso como ejemplo la factoría de Frigolouro en O Porriño, que tenía unos seiscientos empleos estables y hoy casi la mitad —unos 260— son falsos autónomos de Servicarne.

    El responsable estatal del sector Agroalimentario de CCOO, Vicente Canet, alertó sobre los perjuicios que sufren estos falsos autónomos: sin derecho a la sindicación —teóricamente no son asalariados—, sin derecho a la negociación colectiva —no se rigen por un convenio, sino por contratos mercantiles— y habitualmente sin información ni formación idóneas en lo que atañe a la prevención de riesgos laborales.

    También están los perjuicios económicos. Partiendo de los datos que Frigolouro le facilitó a la Inspección de Trabajo —nuevamente, tras una denuncia de Comisiones Obreras—, CCOO concluye que este colectivo cotiza aproximadamente la mitad del que sus equivalentes de la empresa principal.

    Al perjuicio de la cotización inferior —la base mínima para los autónomos es de casi 920 euros mensuales—, hace falta recordar que los falsos autónomos deben hacer frente a los 275 euros mensuales de la cuota que abonan a la seguridad social, que se detrae de su «sueldo», coste que asumen las empresas en el caso del personal asalariado.

    Alertó también Canet de que esta situación, además de «injusta» para el colectivo afectado, constituye un quebranto a las cuentas públicas, ya que se está produciendo una infracotización a la seguridad social que cifró en unos sesenta millones de euros anuales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.