CCOO considera muy negativa la pérdida de empleo y el cierre de oficinas en el sector financiero

    Los datos del Banco de España constatan que las plantillas y las oficinas del sector financiero (Bancos, antiguas Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito) siguen evolucionando a la baja.
    A 31 de diciembre de 2008 las plantillas del sector financiero sumaban 270.855 personas. A 31 de diciembre de 2017 la plantilla del sector financiero era de 187.450 personas, que se distribuyen en 97.085 en los Bancos, 72.344 en las antiguas Cajas de Ahorro y 18.021 en las Cooperativas de Crédito.

     

    03/05/2018.
    CCOO considera muy negativa la pérdida de empleo y el cierre de oficinas en el sector financiero

    CCOO considera muy negativa la pérdida de empleo y el cierre de oficinas en el sector financiero

    Si tomamos como referencia el periodo 2008/2017, se ha producido en el mismo una disminución de plantilla de 83.405 personas, un 31%.

    La diferencia de 2017 con respecto al año anterior, 2016, es una disminución de 1830 empleos, a los que habrá que añadir las salidas que se producirán por los diversos ERE’s que están en fase de ejecución durante el año 2018 (Ibercaja, Liberbank, EVO Banco, Santander-Popular, Bankia) y que supondrán más de 3000 salidas del sector en este mismo año.

    Por lo que se refiere al número de oficinas, a 31 de diciembre de 2008 había 45662 y durante el periodo 2008-2017 se han cerrado 18342, un 40%, quedando 27320 a 31 de diciembre de 2017.

    Con todo ello se agravan las consecuencias negativas, tanto para las plantillas como para buena parte de la ciudadanía, que CCOO venimos denunciando en estos últimos años.

    La disminución de las plantillas, así como una desmesurada presión comercial, provocan la prolongación sistemática de la jornada laboral (horas extras), puesto que no descienden ni el negocio ni la clientela. Horas extras que, además, no se reconocen por parte de las empresas y por lo tanto no reciben compensación alguna, ni se cotizan a la Seguridad Social.

    Y aunque el número de oficinas bancarias sigue siendo superior en España que en la mayoría de países de la eurozona, éstas tienen menos dotación de plantilla media en cada una de ellas; 6,6 empleados en España, frente a 9,8 en Italia, 10,9 en Francia o 19 en Alemania. De hecho, en estos momentos, un bancario o bancaria de nuestro país atiende el doble de clientes que uno alemán.

    Además, la concentración de entidades financieras, con el consiguiente cierre de oficinas, nos está llevando a un oligopolio bancario, es decir, a una menor competencia, provocando también una creciente exclusión financiera de una parte de la población.

    A pesar de este entorno adverso, CCOO va a seguir defendiendo un empleo estable y de calidad para las plantillas del sector así como a contribuir a que sea realmente efectivo elderecho de cualquier ciudadano o ciudadana al acceso a los servicios financieros.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.