EN EL DÍA DE EUROPA, CCOO RECLAMA UNA EUROPA SOCIAL

    09/05/2018.

    Hoy 9 de mayo se conmemora el Día de Europa. La Unión Europea está viviendo la que quizá sea, la peor crisis desde su constitución. La crisis de legitimidad que atraviesa la construcción europea tiene que ver con la escasa importancia de las cuestiones sociales en su agenda política y la preponderancia de la economía y las finanzas comunitarias. Pero también está ocasionada por la crisis económica y la pésima gestión de la misma, basada en políticas de austeridad y recorte de derechos sociales que se han demostrado manifiestamente inútiles, injustas y antisociales.

    La escasa legitimidad democrática de las instituciones europeas, así como la desafección de la ciudadanía hacia el proyecto europeo que se aleja cada vez más de sus principios fundacionales, alimentan el euroescepticismo en muchos de los Estados miembros. El Brexit es una de las consecuencias de este creciente desapego y pone en riesgo el modelo de una Europa cohesionada.

    La solidaridad, uno de los principales valores de la UE, se ha visto mancillada por la vergonzosa gestión de la crisis humanitaria de las personas refugiadas y de la inmigración que la UE y sus estados miembros han realizado.

    Las desigualdades en Europa han crecido como consecuencia de las reformas laborales que han precarizado los mercados de trabajo y han empobrecido a las personas trabajadoras, de los recortes de servicios y de prestaciones sociales, así como el retroceso del Estado del Bienestar, que era uno de las principales señas de identidad europea.

    Ante esta situación, y desde el convencimiento de que el proyecto europeo es más necesario que nunca, desde CCOO reclamamos en este Día de Europa, una Europa de y para las personas, que apueste por el empleo decente para todos y todas, por la justicia social, la democracia y la igualdad. El Pilar Europeo de Derechos Sociales puede contribuir a recuperar la idea de una Europa Social, pero solo si se dota del presupuesto suficiente y sus principios tienen carácter vinculante para los Estados miembros.

    Europa debe acabar de construirse desde la cohesión social y la solidaridad para desarrollar definitivamente el modelo social europeo y no solo centrarse en la unión económica, monetaria y comercial.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.