El 22 de mayo nos movilizamos para exigir a la patronal el reparto de la riqueza

    El Àgora de Alcoi ha acogido la asamblea de delegados y delegadas en la que han intervenido el secretario general de CCOO, Unai Sordo; del País Valenciano, Arturo León; y de Comarques Centrals, Manuela Pascual. Un acto en el que ha quedado patente que el sindicato va a salir a la calle contra la resistencia feroz de la patronal a repartir la riqueza. “CEOE y Cepyme están instaladas en una zona de confort que les ha facilitado el Gobierno de Rajoy”, ha manifestado Unai Sordo.

    10/05/2018.
    Unai Sordo interviniendo en la asamblea de Alcoi.

    Unai Sordo interviniendo en la asamblea de Alcoi.

    Antes de la asamblea, la comitiva sindical se ha trasladado al Ayuntamiento de Alcoi donde ha sido recibida por su alcalde, Toni Francés, y los portavoces de los grupos políticos de Compromís y de Guanyem Alcoi. En el encuentro, Francés ha valorado la visita “a un municipio de histórica tradición obrera” del secretario general de CCOO, quien ha firmado en el libro de honor de la ciudad.

    Manuela Pascual ha sido la encargada de abrir una asamblea que ha congregado a cerca de 200 delegados y delegadas de la comarca. Ha hecho un llamamiento a participar de las movilizaciones del próximo 16 de mayo en Alcoi, Xàtiva y Ontinyent para exigir al Gobierno de Mariano Rajoy los 200 millones prometidos para comenzar a desarrollar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. “Hemos de continuar en la lucha porque las movilizaciones sí sirven para seguir conquistando derechos”, ha concluido.

    Por su parte, Arturo León, ha considerado inadmisible que no se esté trasladando la recuperación económica a las capas más desfavorecidas de la sociedad. “410.000 personas en desempleo, muchas de ellas paradas de larga duración, y más del 50% sin ningún tipo de cobertura. Y un mercado de trabajo cada vez más precarizado que ha buscado en la devaluación salarial la salida de la crisis”, así ha radiografíado León la situación en el País Valenciano. A esto se suma, ha dicho, un sistema de financiación autonómico injusto, que no aporta los recursos necesarios para impulsar un nuevo modelo económico en nuestro territorio; y unos Presupuestos Generales del Estado que siguen discriminándonos con inversiones insuficientes.

    También ha explicado el secretario general de CCOO PV el acuerdo alcanzado con los tres partidos del Botànic para incluir cláusulas laborales en le Ley de responsabilidad social empresarial. Un cambio normativo que obligará a subrogar al personal a las empresas adjudicatarias de contratos de la Administración Pública. Además de tener que aplicar el convenio colectivo sectorial de referencia, en los pliegos de condiciones se establecerán las plantillas mínimas y el número de horas para la prestación del servicio. Este pacto lanza un mensaje muy claro a las empresas “que no se subvencionará con dinero público la precariedad laboral”, ha advertido León.

    Salarios, precariedad e igualdad

    “Estamos ante un momento importante que va a determinar cómo se distribuye la riqueza en los próximos años”, ha asegurado Unai Sordo. Mientras la macroeconomía crece desde 2014 un 2% en términos de PIB, las empresas ganan 36.000 millones de euros y se reparten 17.000 millones en dividendos, los salarios pesan 10.000 millones menos que antes de la crisis.

    Este país crece desigualmente como consecuencia de las reformas adoptadas durante la crisis: la laboral, la de pensiones y las fiscales. “El Gobierno ha regalado 5.000 millones a las empresas que ha dejado de percibir a través del impuesto de sociedades, y ahora las patronales se niegan a subir salarios. Es intolerable y por eso el 22 de mayo nos movilizaremos en toda España”, ha dicho Unai.

    El acuerdo que proponen los sindicatos tiene tres patas: una recuperación generalizada de salarios por encima del IPC, en torno al 3%, y de forma prioritaria de los más bajos; la lucha contra la precariedad laboral, atajando la temporalidad injustificada, que es la mayoría, y buscando que el despido sea la última alternativa en los casos de ajuste en las empresas; y una apuesta decidida por la igualdad de trato, que pasa, entre otras medidas, por regular la subcontratación como vía para pagar salarios más bajos.

    A través de la movilización hemos de modificar la correlación de fuerzas para alcanzar un buen acuerdo. “También vamos a instar al Gobierno a que tome partido, porque es quien ha desequilibrado la negociación colectiva”, ha concluido.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.