I Encuentro Las Periodistas Paramos

    EL SÁBADO día 2 de junio se celebró en Madrid, en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO, el I Encuentro Las Periodistas Paramos. Este movimiento de profesionales de la comunicación nació este año al calor de la Huelga Feminista del 8 de Marzo y recibió miles de adhesiones a su manifiesto en pocas semanas. Ahora el reto, tal y cómo plantean las promotoras, está en cómo organizarse y en cómo continuar trabajando.

    08/06/2018.
    De izquierda a derecha: Magda Bandera, Ana Requena, Mamen Briz, Elena Blasco, Amaya Larrañeta, Marta Borraz, Eva Belmonte y Marilín Gonzalo.

    De izquierda a derecha: Magda Bandera, Ana Requena, Mamen Briz, Elena Blasco, Amaya Larrañeta, Marta Borraz, Eva Belmonte y Marilín Gonzalo.

    LA BIENVENIDA al Auditorio corrió a cargo de Marmen Briz, de la revista Trabajadora, y de Elena Blasco, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras. Mamen Briz narró cómo la historia del periodismo viene marcada por la rebelión y la prohibición: “La historia del periodismo realizado por mujeres, en nuestro país, viene marcada por la rebelión de mujeres como Beatriz Cienfuegos, que decidieron hacer del periodismo un arma cargado de razón. Pero también viene marcada por la prohibición. A partes iguales. En 1795, Carlos IV prohíbe la aparición del Diario del Bello Sexo. Lo prohíbe alegando que las mujeres ni están preparadas para pensar ni mucho menos para leer o escribir. Sin embargo, aquí estamos, continuando con el trabajo que estas periodistas valientes iniciaron (…) Rebeldía y prohibición, ¡qué bien conjugan! Y así continuamos. Porque ahora pareciera que la prohibición no existe, así tal cual, pero hay muchas formas sutiles de “prohibir”, la invisibilidad es una de ellas. La invisibilidad de las profesionales de los medios de comunicación en cargos de responsabilidad, la invisibilidad de mujeres periodistas en las denominadas “secciones duras”, la denostación de las denominadas ”publicaciones femeninas”, la desconsideración del trabajo especializado en género, etc”. Además abogó por una comunicación diferente a la que nos tienen acostumbradas, una comunicación que tenga en cuenta siempre la voz de las mujeres y que respete el trabajo y el buen hacer de las periodistas y comunicadoras.

    Por su parte, Elena Blasco expresó su orgullo por poder colaborar con Las Periodistas Paramos con la cesión del Auditorio Marcelino Camacho para la realización del encuentro; y explicó que la brecha salarial, los techos de cristal, la precariedad, la falta de conciliación de la vida personal, laboral y familiar, el acoso sexual y laboral son problemas similares para todas las trabajadoras, también para las profesionales de los medios de comunicación.

    Asimismo hizo alusión a la ley de igualdad: “Nosotras velaremos y lucharemos, en la medida de nuestras posibilidades, por la consecución de la igualdad en los medios de comunicación social, especialmente los de titularidad pública. Porque aunque ya se refleja en la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de hombres y mujeres nunca se desarrolló para que se convirtiera en una realidad” y aprovechó para enviar un saludo especial a las profesionales de la corporación RTVE y sus “viernes negros”.

    Por último, Elena Blasco reiteró su compromiso con las profesionales asistentes al encuentro y su trabajo diario: “Desde la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, la revista Trabajadora y nuestros canales de comunicación continuaremos, como hemos venido haciendo hasta ahora, con la difusión de informaciones de periodistas especializadas en materia de género: Visibilizar y difundir el feminismo, la realidad de las mujeres y vuestro trabajo diario y cotidiano, porque como bien expresó la escritora y psicóloga Victoria Sau: ‘El lenguaje, la palabra, es una forma más de poder, una de las muchas que nos ha estado prohibida’. Se acabó, la revolución será feminista o no será”.

    La jornada se dividió en cuatro bloques: iniciativas en marcha, acciones, plataformas y reflexiones. Y durante la tarde se formaron diferentes grupos de trabajo para abordar cuestiones como condiciones laborales, lenguaje sexista, las agendas de expertas o cómo hacer lobby. Es probable, que tras analizar el trabajo desarrollado en los grupos, se convoque una segunda asamblea para el próximo mes de noviembre.

    Las Periodistas Paramos a pesar de su nombre, están “imparables”. Tanto desde la revista Trabajadora como desde Comisiones Obreras, como siempre, todo nuestro apoyo.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.