Riesgo de endurecimiento del régimen de Erdogan en Turquía tras su triunfo electoral

    Recep Tayyip Erdogan se convierte en Jefe de Estado y de Gobierno tras su triunfo en las elecciones presidenciales anticipadas celebradas ayer en Turquía con el 52% de los votos. Consigue así aplicar su reforma legislativa que le permite acumular más poder en su persona y tomar más decisiones unilateralmente.

    25/06/2018.
    Erdogan gana las elecciones en Turquía

    Erdogan gana las elecciones en Turquía

    Recep Tayyip Erdogan se convierte en Jefe de Estado y de Gobierno tras su triunfo en las elecciones presidenciales anticipadas celebradas ayer en Turquía con el 52% de los votos. Consigue así aplicar su reforma legislativa que le permite acumular más poder en su persona y tomar más decisiones unilateralmente.

    La desaparición de la figura del Primer Ministro y la acumulación de poder en manos de Erdogan hace prever el endurecimiento del régimen dictatorial en Turquía. La primera muestra será la capacidad de elección personal del Consejo de ministros.

    A pesar de que la oposición tenía altas esperanzas de derrocar a Erdogan, Muharram Ince, líder del CHP, Partido Socialdemócrata, ha conseguido el 31% de los votos, mientras el resto de partidos opositores han recibido un porcentaje bajísimo de votos, del 8,1% en el caso del nacionalista kurdo del HDP, Salahattin Demirtas, y del 7,5% de Meral Aksener del IYI, Partido Bueno, y única mujer candidata. Destaca el hecho de que la participación ha superado el 87%.

    En las elecciones legislativas que también se celebraron ayer para determinar la composición del parlamento, el partido AKP, Partido de la Justicia y el Desarrollo de Erdogan, consiguió el 43% y su aliado, el MHP Partido de Acción Nacionalista, de extrema derecha, un 11%. Por su parte, los partidos de la oposición obtuvieron: un 23% el CHP y un 11% el HDP kurdo. Es importante destacar que el partido de Erdogan ha perdido el 11% de votos respecto a los anteriores comicios y solo consigue la mayoría absoluta gracias al apoyo del MHP.

    Celebramos que el partido pro-kurdo HDP haya conseguido entrar en el Parlamento turco al superar el mínimo del 10% de los votos, aunque el hecho de que la derecha mantenga la mayoría en el Parlamento y la asunción de un poder casi absoluto de Erdogan hace prever un endurecimiento de la política de “limpieza étnica” perpetrada por el Estado turco contra el pueblo kurdo, sobre la que el Tribunal Permanente de los Pueblos el pasado mes de marzo afirmó “el conflicto que genera la violación del derecho a la autodeterminación de Pueblo kurdo en Turquía debe considerarse como un conflicto armado no internacional y no una operación policial contra el terrorismo como argumenta el Estado turco”.

    Tememos que el régimen dictatorial de Erdogan que reprime, persigue y encarcela a miles de personas, que limita la actividad de sindicatos de clase independientes y democráticos turcos y que despide e inhabilita masivamente a trabajadores, pueda endurecerse tras los resultados electorales.

    Denunciamos la complicidad de la comunidad internacional, tanto de los socios de Turquía de la OTAN como la Unión Europea que callan ante las fragrantes violaciones de Derechos Humanos por parte del gobierno de Erdogan. Reiteramos nuestro rechazo al ignominioso acuerdo UE-Turquía para impedir la entrada en Europa de los refugiados y exigimos a la UE que paralice las negociaciones sobre la incorporación de Turquía a la UE mientras no se restablezcan las condiciones democráticas coherentes con un Estado de Derecho y el respeto a los Derechos Humanos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.