La perspectiva de género en la negociación colectiva

    CCOO de Zaragoza ha realizado el pasado martes 3 de julio una jornada taller bajo el título La perspectiva de género en la negociación colectiva. Dicha jornada, dirigida a delegadas y delegados sindicales, ha contado con las intervenciones de Esmeralda Sanz (de la Secretaría Confederal de Acción Sindical y de Susana Brunel (de la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad).

    05/07/2018.
    Esmeralda Sanz, Elena Pérez y Susana Brunel.

    Esmeralda Sanz, Elena Pérez y Susana Brunel.

    LA PRESENTACIÓN de la jornada estuvo a cargo de Manuel Pina (secretario general de CCOO Aragón), de Elena Pérez (secretaria de Mujeres de Aragón) y de Soledad de la Puerta (directora general de Trabajo del Gobierno de Aragón), quien ha reconocido la labor de los agentes sociales en materia de igualdad: “Sin los que no sería posible el avance de la igualdad entre mujeres y hombres”.

    Con esta jornada CCOO perseguía dos objetivos, por un lado analizar la situación actual de la igualdad en la negociación colectiva, y por otro lado buscar caminos para avanzar en las políticas sindicales de igualdad.

    En esta jornada se hizo especial hincapié, en la necesidad de potenciar en el marco de la negociación colectiva, la negociación de planes y medidas de igualdad para fomentar la paridad en las condiciones laborales de mujeres y hombres en las empresas aragonesas. “En 11 años de vigencia de la ley de igualdad, tan solo tenemos constancia de 615 planes de igualdad en España, parece un documento de cara a la galería. Si bien valoramos que en determinados ámbitos se hayan recogido medidas muy positivas para avanzar en igualdad”, aseguró Elena Pérez, secretaria de la Mujer. CCOO valora las leyes de igualdad de género y contra la violencia machista, pero reclama un adecuado desarrollo para su aplicación efectiva.

    Esmeralda Sanz expuso los principales resultados del estudio realizado en base a las respuestas dadas en las hojas estadísticas de los más de 3.500 convenios firmados por CCOO entre 2013 y 2015 y registrados hasta mayo del 2016[1]. En su intervención evidenció, entre otras cuestiones, el desequilibrio existente entre mujeres y hombres en las mesas de negociación, la escasa inclusión de medidas de acción positiva o de protección y ayuda a las víctimas de violencia de género, o el aún escaso número de convenios colectivos sectoriales que incluyen criterios para la negociación de los planes de igualdad. Por otra parte, hizo una llamada de atención a la importancia de registrar correctamente todos los acuerdos producto de la negociación colectiva: sólo la información veraz implica poder para negociar con la garantía de partir de un buen diagnóstico de situación.

    Susana Brunel señaló el avance normativo producido en los últimos años en materia de igualdad y contra la violencia hacia las mujeres, y la importancia impulsar, en el marco de la negociación colectiva, la aplicación y mejora de las medidas que de dicha normativa se desprenden. El análisis de la transversalidad de género en las políticas sindicales, las acciones, positivas, los planes de igualdad, medidas para combatir el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, y los derechos laborales para las víctimas de la violencia de género, formaron parte de su exposición.

    Así mismo hizo hincapié en la necesidad impulsar políticas activas para la plena incorporación de las mujeres al mercado de trabajo y medidas efectivas para combatir la violencia contra las mujeres, la precariedad laboral, la falta de conciliación, la brecha salarial, o el desempleo, factores que ponen de manifiesto la desigualdad entre mujeres y hombres en la sociedad y en el ámbito laboral. Por ello, resulta clave actuar en el marco de la negociación colectiva, impulsando la negociación de planes y medidas de igualdad sitúa los planes de igualdad que posibiliten el avance hacia la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

    En la clausura de la jornada, Sonia García, responsable de Acción Sindical de CCOO Aragón, insistió en la idea de que: “Un plan de igualdad debe fijar los objetivos de paridad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar, así como sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados”.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.