La Confederación Sindical Árabe celebra su 2º Congreso en Marrakech: Por un movimiento sindical árabe renovado

  • El congreso está programado para los días 3 y 4, en Marrakech (Marruecos), precedido el día 2 por una conferencia sindical sobre diálogo social en el Mediterráneo, y seguido por ocho seminarios paralelos el día 5 de octubre.

CCOO estará representada por Cristina Faciaben, secretaria de Internacional y Cooperación y Alejandra Ortega, responsable para Países Árabes, África y Asia en la secretaría de Internacional y Cooperación. Junto con su presencia en el congreso, CCOO mantendrá diferentes reuniones, para la puesta en marcha de nuevas iniciativas de trabajo conjunto, con las organizaciones sindicales árabes.

01/10/2018.
Cartel del 2º Congreso de ATUC-CSI

Cartel del 2º Congreso de ATUC-CSI

Este congreso, estratégico para el movimiento sindical internacional, será precedido por la Conferencia regional SOLID para la promoción del diálogo social que tendrá lugar el día 2 en el Royal Convention Center de Marrakech. La Conferencia estará dedicada a la situación de la promoción del diálogo social en la región. SOLID, South Med Social Dialogue, es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea para promover el diálogo social en la región sur del Mediterráneo. El evento está organizado por la Confederación Sindical Internacional (CSI) en el marco de su participación en este proyecto y se propondrá durante la misma la adopción de una Declaración para la promoción del diálogo social en el Sur del Mediterráneo.

El Congreso de la CSI árabe (Arab Trade Union Confederation, ATUC) está programado para los días 3 y 4 e irá seguido al final por ocho seminarios paralelos el día 5 de octubre en Marrakech (Marruecos). El anterior Congreso Fundacional de la ATUC tuvo lugar en Ammán (Jordania) los días 1 y 2 de octubre de 2014 con el título “Juntos por un futuro mejor”. CCOO estuvo presente en este congreso fundacional del año 2014 siendo así testigo de un paso esencial para la evolución del movimiento sindical árabe renovado tras los diferentes procesos de cambios políticos abiertos en los países árabes a partir de 2011.

En aquel momento, la CSI señalaba que los trabajadores y las trabajadoras de los países árabes se enfrentaban a un desempleo masivo, a enormes desigualdades tanto en lo que respecta al bienestar como a las oportunidades, a la discriminación de género y a los ataques a los fundamentos mismos de los derechos democráticos, incluidos los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras a organizar sindicatos libremente y a entablar negociaciones colectivas. La estructura de la ATUC venía a ofrecer así una nueva voz autorizada de los hombres y de las mujeres que trabajaban en la región, y aspiraba a ser una plataforma a través de la cual los sindicatos de todo el mundo árabe podían trabajar por un futuro mejor. Hacer sindicalismo y luchar por la protección de los derechos fundamentales en una región castigada en los últimos años por graves crisis políticas y conflictos abiertos (algunos de ellos especialmente trágicos como los de Siria, Yemen o Libia) sigue siendo en algunos lugares una tarea imposible, sin temor a exagerar.

El Índice Global de los Derechos de 2018, elaborado por la CSI, sigue indicando que Oriente Medio y el Norte de África es la peor región del mundo para los derechos fundamentales en el trabajo. Este informe se presentó en Ginebra durante la pasada Conferencia Internacional del Trabajo en junio de 2018. El informe señala cómo el trabajo recibido por trabajadores y trabajadoras en la región de Oriente Medio y África sigue siendo el peor, especialmente con el sistema de la kafala en los países del Golfo que impone condiciones de esclavitud a millones de personas. Entre otros lugares, la denegación absoluta de derechos básicos de los trabajadores y trabajadoras sigue vigente en Arabia Saudí. En países como Iraq, Libia, Siria y Yemen, los conflictos y la desintegración del Estado de derecho derivan en la ausencia de garantía alguna de derechos. En otros, como el caso de la ocupación en Palestina, implica también la ausencia de derechos y la oportunidad de encontrar trabajos decentes.

En otros lugares, como Túnez y a pesar los avances notables en la construcción de un estado democrático, el clima político en el país, según denuncia la histórica Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT), sigue amenazando el desarrollo social y económico y se convierte incluso en una amenaza para desestabilizar a las organizaciones sindicales estructuradas como la propia UGTT, tratando de impedir a través de amenazas directas e indirectas su papel en el proceso democrático del país. La UGTT denuncia en este momento una parálisis total del Estado que está causando una altísima inflación, el aumento del déficit comercial y el derrumbe del dinar tunecino. Esta central ha convocado diferentes huelgas y tiene previsto un fuerte calendario de huelgas en el sector público en octubre y noviembre de 2018. A pesar de todo, el momento histórico y decisivo que atraviesan los países árabes ha generado también nuevas formas de organización en la sociedad civil y en el movimiento sindical. Desde enero de 2011 y a la caída de Ben Alí (y antes de esta fecha) son innumerables las protestas y manifestaciones lideradas por el movimiento sindical árabe en los diferentes países, no solamente en Túnez. Se ha conocido el nacimiento de nuevas organizaciones sindicales independientes y algunas de ellas han logrado celebrar sus congresos fundacionales en Túnez, Egipto, Palestina, Bahrein. En otros países, como Marruecos, Túnez y Líbano, el movimiento sindical ha liderado grandes luchas por la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de sus compatriotas.

Ningún país ha quedado al margen de cambios en diferentes grados de sus legislaciones y situaciones nacionales. En definitiva, la historia del movimiento sindical árabe, a pesar de todas las dificultades, está escribiendo una página trascendental desde hace varias décadas que ha modificado por completo el mapa del sindicalismo en la región por lo que la celebración de este segundo Congreso de la ATUC, fundada hace cuatro años, se revela como un momento estratégico del movimiento sindical árabe de máxima importancia para las organizaciones y la clase trabajadora en esta región del mundo y para el movimiento sindical internacional en su conjunto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.