“Un marco de relaciones laborales más democrático exige revertir los elementos fundamentales de la reforma laboral”

    La reforma laboral de 2012 se hizo desde la doble perspectiva de devaluar los salarios como fórmula de competitividad y, además, desde una visión ideológica autoritaria para aumentar y reforzar la autoridad del empresario que responde a una visión “decimonónica del empresario como dueño del cortijo”. Ante esto, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha abogado hoy durante una Jornada organizada por el sindicato por una modificación de elementos sustanciales de la reforma laboral que, sin renunciar a su derogación global, posibilite recuperar derechos y un marco de relaciones laborales más democrático en el que exista equilibrio entre trabajador y empresario.

    17/10/2018.
    Unai Sordo en la Jornada "Por un marco de relaciones laborales más democrático"

    Unai Sordo en la Jornada "Por un marco de relaciones laborales más democrático"

    “En España se han acometido una serie de reformas laborales que son incompatibles con las exigencias que debe tener la economía y la empresa española si de verdad queremos afrontar los retos de la globalización y modernización tecnológica de las empresas”. Para el secretario general de CCOO, incluso la apuesta por la temporalidad no se explica por la necesidad de adaptación a las condiciones del mercado, sino como instrumento para reforzar el poder empresarial, nucleo de la reforma laboral.

    A juicio de Unai Sordo, la respuesta pasa por una reformulación del Estatuto de los Trabajadores, ahora “agujereado” por la reforma laboral, que exige a corto plazo “sin prisa pero sin pausa” revertir algunos de los elementos centrales de la reforma laboral aprovechando la oportunidad que ofrece el acuerdo presupuestario entre Gobierno y Unidos Podemos.

    El secretario general de CCOO ha hecho estas reflexiones en el transcurso de una Jornada organizada por la Fundación 1º de mayo ha celebrado esta mañana que ha contado con la participación de los catedráticos de Derecho del Trabajo María Emilia Casas, Tomás Sala y Antonio Baylos, y representantes de distintos partidos políticos – Toni Ferrer (PSOE), Yolanda Díaz (diputada de Unidos Podemos), Eva García (IU) y Carles Campuzano (PDCat), en la que estos han podido debatir sobre las medidas necesarias para un modelo de relaciones más democrático.

    En la misma línea que Unai Sordo, la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, incidió en la necesidad de revertir la reforma laboral, especialmente la de 2012, lo que no significa volver al Estatuto de los Trabajadores anterior a esta fecha. Es más, hay que concebir un nuevo Estatuto de los Trabajadores acorde con las nuevas realidades.

    “En la Mesa de Diálogo Social estamos abordando modificaciones de elementos de la reforma laboral que tienen gran relevancia en la Negociación Colectiva”, sin que esto suponga renunciar al objetivo de revertirla. Asi, explicó que el los sindicatos están planteando cambios en la ultraactividad – “Un convenio sustituye a otro, para no perder derechos” -; el artículo 42 del ET para que se reconozcan los derechos de las personas trabajadoras de las empresas externalizadas; en la inaplicación del convenio y volver a establecer la prevalencia del convenio de sector sobre el de empresa para romper la devaluación salarial. “Estas modificaciones nos pueden llevar por la senda de mantener y avanzar en la consecución de derechos”, subrayó.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.