CCOO muestra su solidaridad a las y los demócratas de Brasil ante los resultados electorales

  • El capitán retirado Jail Bolsonaro ha ganado las elecciones presidenciales brasileñas con un 55% sobre Fernando Haddad (44,8%), candidato del PT apoyado por otras fuerzas democráticas brasileñas.
  • Con cerca de un 10% de votos blancos y nulos y con una abstención superior al 21 %, en un país donde el voto es obligatorio, éstas han sido las elecciones brasileñas con menos participación.

29/10/2018.
Manifestación en Brasil

Manifestación en Brasil

Desde CCOO manifestamos nuestra solidaridad y reconocimiento a los millones de personas que han apostado por la democracia y las libertades en Brasil en un difícil contexto y con la manipulación como principal arma electoral del candidato ganador y de los poderes fácticos.

Poner fin a la polarización que sufre la población brasileña fundamentada, entre otros factores, en el discurso de odio de Bolsonaro, es uno de los retos de las fuerzas políticas y movimientos sociales demócratas brasileños. Se avecinan tiempos difíciles para las organizaciones progresistas, pero el discurso del miedo no puede vencer al del progreso y justicia social.

Desde CCOO apoyamos a nuestras compañeras y nuestros compañeros de la CUT en estos tristes momentos. Hoy, la Central Unitaria de Trabajadores es más imprescindible que nunca. Imprescindible para la articulación de plataformas junto a otras organizaciones sociales capaces de atraer al lado democrático a millones de personas que por decepción no han ido a votar o se han creído las mentiras de Bolsonaro. Imprescindible para renovar un discurso político desde la izquierda que ilusione de nuevo a la mayoría social brasileña. Imprescindible, finalmente, para defender las conquistas sociales que las trabajadoras y trabajadores han conseguido en los últimos años y que, a pesar de todo, el actual gobierno ilegítimo de Temer no ha conseguido desmontar.

Este avance de la derecha más antidemocrática y reaccionaria en Brasil, América Latina y Europa, debe recibir una contundente respuesta por parte de los movimientos progresistas en forma de propuestas y alternativas que den respuesta a los problemas de la ciudadanía en el marco de la justicia social y el Estado de derecho .

Por último, desde CCOO exigimos a la comunidad internacional que vigile, como hace en otros países de América Latina, el respeto a los derechos humanos por parte del nuevo Gobierno brasileño, que tomará posesión en enero del próximo año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.