Los sindicatos piden Acuerdos de Asociación Económica África-Europa que no pongan en peligro el desarrollo económico de los países más pobres

    La CSI, su Organización Regional Africana (CSI-África) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) han reclamado que los Acuerdos de Asociación Económica (AAE), que gobiernan las relaciones comerciales entre Europa y África, sean sustituidos por acuerdos comerciales más justos, que aseguren el empleo de trabajadores/as locales en condiciones de trabajo decente, y garanticen que el valor añadido obtenido en África se reinvierta en África.

    31/10/2018.
    África-UE

    África-UE

    Los AAE no garantizan los derechos de los trabajadores/as y en general han sido redactados y negociados sin consultar a los sindicatos. Además, no están pensados para favorecer sino para limitar la capacidad de los países africanos para industrializarse y diversificar sus economías. La UE ha negociado estos acuerdos sin tener en cuenta los procesos de integración regional en África y, de acuerdo con análisis sindicales, es probable que sus repercusiones afecten de manera desproporcionada a las trabajadoras africanas.

    Sharan Burrow ha declarado: “Apoyamos el comercio entre Europa y África. De hecho, la UE cuenta con un generoso sistema de acceso a sus mercados, que beneficia a la mayoría del continente africano. De los 47 países menos desarrollados existentes, 33 están en África, y la UE está haciendo ya lo correcto al conceder acceso a los productos provenientes de esos países. Mientras dichos países sigan siendo extremadamente pobres, necesitan solidaridad y una mejora de los derechos de los trabajadores, no la imposición de obligaciones recíprocas que pudieran poner en peligro su potencial para desarrollarse económicamente”,

    Las tres organizaciones sindicales, CSI-África, la CES y la CSI, han redactado una declaración conjunta que insta a los Gobiernos africanos a desarrollar normas para la inversión extranjera que aseguren el empleo de trabajadores/as locales en condiciones de trabajo decente, y garanticen que el valor añadido obtenido en África se reinvierta en África. También propugna la coordinación de las políticas de inversión, con normas destinadas a garantizar el rechazo de empresas especulativas y explotadoras, y que la inversión extranjera esté orientada a largo plazo y promueva el desarrollo sostenible.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.